miércoles, 25 de abril de 2012

Lectura 15: El ratón y la ratonera

Un ratón, mirando por un agujero en la pared ve a un granjero y su esposa abriendo un paquete. Pensó, luego, qué tipo de comida podía haber allí…Quedó aterrorizado cuando descubrió que era una ratonera (Trampa para Ratones). Fue corriendo al patio de la Granja a advertir a todos:
-"¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!"

La gallina, que estaba cacareando y escarbando, levanto la cabeza y dijo:"
-Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, más no me perjudica en nada, no me incomoda."

El ratón fue hasta el cordero y le dice:
-"Hay una ratonera en la casa, una ratonera!" ...
-"Discúlpeme Sr. Ratón, mas no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones."

El ratón se dirigió entonces a la vaca..., y la vaca le dijo:
-"Pero acaso, estoy en peligro? Pienso que no" dijo la vaca.

Entonces el ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encarar a la ratonera del granjero. Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando su víctima. La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una cobra venenosa. La cobra picó a la mujer. El granjero la llevó inmediatamente al hospital. Ella volvió con fiebre. Todo el mundo sabe que para alimentar alguien con fiebre, nada mejor que una sopa. El granjero agarró su cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina. Como la enfermedad de la mujer continuaba, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mató el cordero. La mujer no mejoró y acabó muriendo. El granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

Taller de lectura 15

  1. ¿Cuál es la idea central de la parábola?
  2. ¿Qué mensaje(s) se pueden extraer de la historia?
  3. ¿Qué relación hay entre el tema sociología y la parábola del ratón?
  4. ¿En qué aspecto(s) tratado(s) en la historia existe responsabilidad social? Explica
  5. ¿En qué aspecto(s) de la parábola existe abstención? Justifica
  6. Argumenta en qué aspecto(s) de la historia existe pro actividad
  7. ¿Qué rol específico desempeña el personaje central de la parábola?
  8. ¿Qué rol específico desempeñan los personajes secundarios de la historia?
  9. ¿Cómo juzgas la responsabilidad social de los personajes secundarios de la parábola? Justifica tu respuesta con alguno de ellos.
  10. Argumenta dos razones que den cuenta de la relación que existe entre la parábola “El ratón y la ratonera” y la realidad social.
  11. La mayor parte de la sociedad colombiana con que personaje la relacionas? Por qué?
  12. ¿Qué actitudes se requieren para fortalecer la responsabilidad social? Argumenta
  13. ¿Con qué personaje te sientes más identificado(a)? Explica
  14. ¿Qué causas pueden explicar la escasa o abundante responsabilidad social presente en Colombia? Justifica tu respuesta
  15. Argumenta la frase “todo cuanto hacemos o dejamos de hacer, afecta a los demás”

martes, 20 de marzo de 2012

Lectura 14: Eres pieza fundamental del mundo humano: sociología


Si observamos atentamente las cosas que realizamos en nuestro día a día, podemos darnos cuenta que nuestras actividades siempre o casi siempre están referidas a los demás. Nuestras relaciones con las demás personas son de diversa índole: afectivas, familiares, fraternales, profesionales u ocasionales. Todo lo que hacemos, aunque nos parezca muy personal, lo hacemos en función de otras personas, por ejemplo, cuando escogemos la ropa que hemos de vestir, cuando nos arreglamos, lo hacemos pensando en que los demás se sientan bien y nos vean bien. Estas y muchas otras acciones nos indican claramente que los seres humanos somos seres sociales por naturaleza.

Nuestro desarrollo integral se logra en la sociedad.

Los seres humanos nacemos capacitados para desarrollar una serie de facultades o potencialidades en el transcurso de nuestras vidas. Este potencial de energías está conformado por la capacidad de pensar, de amar, de decidir, de relacionarnos con Dios y con las personas. El desarrollo equilibrado de estas capacidades es lo que constituye el desarrollo integral del ser humano. La sociedad favorece el desarrollo integral en tres campos: Biológico, psicológico e intelectual, además, el ser individual y meramente biológico se transforma en ser social por medio del aprendizaje y de la transmisión de cultura aprendida de los demás, proceso que se da en dos fases: socialización primaria, que es el aprendizaje de roles o papeles específicos que se realizan durante la niñez en el seno familiar, y la socialización secundaria, que es el aprendizaje de los elementos de la cultura del grupo o estructura social al que pertenece.

Responsabilidad social.

Si somos seres sociales por naturaleza, significa que todo cuando realicemos de manera individual o aquello que nos abstengamos de hacer, afecta de manera directa o indirecta a los demás. Se llama responsabilidad social a la carga, compromiso u obligación que los miembros de una sociedad -ya sea como individuos o como miembros de algún grupo- tienen tanto entre sí como para la sociedad en su conjunto. El concepto introduce una valoración -positiva o negativa- al impacto que una decisión tiene en la sociedad. Esa valorización puede ser tanto ética como legal. Generalmente se considera que la responsabilidad social se diferencia de la responsabilidad política porque no se limita a la valoración del ejercicio del poder a través de una autoridad estatal. La responsabilidad social viene a ser un compromiso u obligación que los miembros de una sociedad, ya sea como individuos o como miembros de subgrupos, tienen con la sociedad en su conjunto; compromiso que implica la consideración del impacto, positivo o negativo, de una decisión.

“La responsabilidad social es la teoría ética o ideológica que una entidad ya sea un gobierno, corporación, organización o individuo tiene una responsabilidad hacia la sociedad. Esta responsabilidad puede ser “negativa”, significando que hay responsabilidad de abstenerse de actuar (actitud de “abstención”) o puede ser “positiva”, significando que hay una responsabilidad de actuar. (Actitud proactiva)

Taller de lectura 14:

  1. Justifica dos razones que den cuenta de por qué eres importante para la sociedad.
  2. Define el concepto “Mundo Humano”
  3. ¿Por qué razón la mayor parte de nuestras actividades diarias están referidas a los demás?
  4. Demuestra con un ejemplo relaciones afectivas y ocasionales que te involucren directamente con el grupo social del cual formas parte.
  5. ¿Será verdad que lo “personal” aún sigue siendo social? Argumenta con un ejemplo
  6. Elabora un texto en el cual argumentes porqué somos seres sociales por naturaleza
  7. Explica qué entiendes por desarrollo integral
  8. ¿Qué tipo de facultades son innatas al ser humanos y cuáles serán aprendidas?
  9. ¿Crees que la capacidad de pensar se desarrolla en sociedad? Argumenta
  10. ¿Hasta qué punto la capacidad de decidir es aprendida o es innata? Explica
  11. Explica con un ejemplo cada uno de los campos en los cuales la influencia social determina nuestra formación integral individual.
  12. Realiza un ejemplo que explique la socialización primaria y la socialización secundaria
  13. Define de manera personal el concepto “responsabilidad social”
  14. Realiza una propuesta para fortalecer la responsabilidad social en Colombia
  15. Identifica una situación en la cual se haga evidente la abstención y la pro actividad.
Lectura 13: Las leyes de la naturaleza.

El cosmos está formado por un sin número de elementos sujetos a determinados procesos. Las ciencias han descubierto un conjunto de leyes que rigen la naturaleza y que se cumplen sin excepción de condiciones determinadas. Una de ellas es la gravedad, en virtud de la cual existe una fuerza de atracción de los cuerpos que es proporcional a su masa. Pero, ¿existen leyes que rigen al ser humano?. Si es verdad que todo cambia, ¿existe un pasado, un presente y un futuro?. Tratemos de resolver esta interrogante

El tiempo es una constante, las cosas son variables.

El último problema que queremos plantear en el desarrollo de este tema tiene que ver con la existencia del presente, el pasado y el futuro. Veamos de qué se trata. Si por ejemplo, nos desplazamos en un automóvil por una carretera y observamos el paisaje, veremos que aparentemente sólo existe a nuestros ojos el sitio exacto por el cual estamos pasando. No obstante, no tendemos a pensar que dejaron de existir los sitios por los que ya pasamos.

Por el contrario, si cualquiera nos dijese que lo anterior ya no existe, le diríamos que se encuentra en un error, puesto que simplemente quedó atrás en el camino. Ahora bien, la teoría que actualmente explica nuestro universo nos dice que el tiempo, al igual que el espacio, no es más que una dimensión. Y el hecho de que sólo percibamos el instante presente, no significa que el instante anterior o el siguiente dejen de existir; sólo que se encuentran más adelante o más atrás en la carretera del tiempo.

Si cambiásemos nuestro carro por un helicóptero, desde la altura podríamos ver que adelante del árbol siguen existiendo las cosas. De la misma manera, ya que el tiempo es otra dimensión, al elevarnos sobre el tiempo veríamos que el futuro no es sino un punto adelante en la carretera del tiempo y que existe de la misma manera que el presente. No se trata de algo que va a ocurrir, sino de algo que ya existe y que, simplemente, no podemos ver por las deficiencias de nuestros instrumentos de observación.

El tiempo lo es todo, al menos de momento.

¿Qué sabemos del tiempo? Nadie lo sabe con exactitud. Pero sí sabemos, por ejemplo, que parece acelerarse a medida que nos hacemos mayores. También sabemos que las cosas de este mundo, y del universo que las contiene, existen en el espacio–tiempo y de alguna manera lo definen, pero que nosotros, como seres corporales, estamos atrapados en él. La vida en sí misma, sea producto de la creación o de un accidente químico, es un fenómeno improbable, pero aquí está de todas maneras, y mientras sigamos con vida la experimentaremos en gran parte gracias al espacio–tiempo.

Pero nuestras experiencias del espacio y del tiempo son muy distintas, pues la idea de cuánto espacio es necesario para el ser humano es algo muy relativo. Si uno se queda sin espacio, siempre puede intentar obtener algo más. El tiempo es algo totalmente distinto. Cuando uno se ha quedado sin tiempo, se acabó todo. Uno puede intentar prolongar el tiempo que tiene, pero parece que también hay muchas maneras de acortarlo. Es posible utilizar el tiempo para ganar más dinero, pero el dinero no se puede utilizar para ganar más tiempo. Por ello el tiempo es nuestra posesión más valiosa, y cómo decidamos utilizar nuestro tiempo es la decisión más importante que podemos tomar.

Taller de lectura 13:

  1. ¿Qué es una ley natural?
  2. ¿Qué leyes naturales conoces a parte de la gravedad? Explica 2
  3. ¿Existirán leyes que rigen al ser humano? Explica
  4. Si todo cambia, ¿Se puede hablar de un presente, un pasado y un futuro? Justifica
  5. ¿Qué significa que el tiempo sea una constante mientras que las cosas varían?
  6. Explica por qué la vida de asemeja a un viaje en automóvil
  7. ¿Consideras que el pasado existe? Justifica tu respuesta
  8. Se habla mucho de que el futuro no existe ya que lo hacemos en el día a día. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
  9. Se dice que el movimiento es constante. De acuerdo con esto, ¿qué es el presente?
  10. Explica dos ideas que extraigas de la caricatura
  11. ¿La costumbre, el hábito y la tradición serán una negación al cambio? Argumenta
  12. ¿Cómo asumes el destino? ¿Crees en su existencia? explica
  13. ¿Será verdad que el tiempo lo es todo? justifica tu respuesta con dos argumentos
  14. ¿crees que el tiempo pasa más rápido a medida que envejecemos? ¿Por qué?
  15. Justifica por qué la decisión más importante que podamos tomar es el cómo utilicemos nuestro tiempo.
Lectura 12: Esto también pasará

Hubo una vez, hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano, un rey que dijo a los sabios de su corte:

– !!Me estoy fabricando un precioso anillo¡¡ He conseguido uno de los mejores diamantes posibles, quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos para siempre.

Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total...
Pensaron; buscaron en sus libros pero no podían encontrar nada; consultaron a reconocidos filósofos de la época, visitaron brujos y gitanos en busca de la preciada misión del rey, pero todo fue en vano.

El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por lo tanto lo trataban como si fuera de la familia. Había un mutuo cariño del uno hacia el otro y para las decisiones de mayor trascendencia en el reino la palabra de aquel viejo servía como apoyo al rey. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también le consultó. Y este le dijo:

– No soy un sabio, ni un erudito, ni académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en el palacio me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era un invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se marchó, como gesto de agradecimiento me dio este mensaje –el anciano lo escribió en el papel, lo dobló y se lo dio al rey.

– !!Pero no lo leas¡¡ –le dijo– ¡¡ mantenlo escondido en el anillo¡¡.ábrelo solo cuando todos los demás hayan fracasado, cuando no encuentres salida a la situación.

Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió su reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar su vida mientras sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos.

Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida. En frente había un precipicio y un profundo valle donde caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había otro camino. De repente se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un mensaje tremendamente valioso. Simplemente decía: ESTO TAMBIÉN PASARÁ

Mientras leía, sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo que es cierto es que poco a poco se dejó de sentir el trote de los caballos. El rey se sentía profundamente agradecido por el mensaje del anciano y del místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo.

Tiempo después reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día en que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música y bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo. Y el anciano que estaba al lado de su carruaje y le dijo:

– Este momento también es adecuado: ¡¡¡vuelve a mirar el mensaje¡¡¡

– ¿Qué quieres decir? Preguntó el rey. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.

– !!Escucha¡¡ –dijo el anciano– Este mensaje no es solo para situaciones desesperadas, también lo es para situaciones placenteras” “No es solo para cuando estas derrotado; lo es también para cuando estés victorioso”

El rey abrió el anillo y leyó nuevamente el mensaje: ESTO TAMBIÉN PASARÁ. Y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo y el ego, habían desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado. Entonces el anciano le dijo: “Recuerda que en la vida todo pasa”

Ninguna cosa, ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza misma de las cosas...Así como de un momento a otro llegan los buenos momentos, de esa misma manera se presentan la tristeza, la desolación, la incertidumbre, y es de verdaderos sabios el saber manejar las situaciones, conducirlas por el mejor camino, sin permitir que en ningún momento la desesperación tome riendas de tus actos y pensamientos. Si en los momentos extremos de tu vida tienes en cuenta que “ESTO TAMBIEN PASARA” seguramente tendrás los pies en la tierra y no te dejarás llevar por la desesperación, porque ella se muestra de diferentes formas y no diferencia entre la alegría y la tristeza.

Con ejemplos tan claros como los poderosos gobernantes que estiman su supremacía por encima de cualquier ser humano, son prisioneros de su desesperación por alcanzar y demostrar cada vez más su banal grandeza; o las duras pruebas que recaen en un ser humilde, quien al percibir una recaída a su situación moral, física o económica, asume y predispone su actitud mental a una desesperación nociva que al igual que en el primer caso serán la consecuencia de una errada situación.

Taller de lectura 12:

  1. ¿Cuál es la idea central de la parábola: “Esto también pasará”?
  2. ¿Qué mensaje principal deja la historia?
  3. Explica dos mensajes secundarios que hayas extraído de la lectura.
  4. Explica brevemente el papel desempeñado por los personajes principales de la historia
  5. ¿Qué recomiendas en momentos de desesperación?
  6. ¿Qué mensaje darías tu al rey?
  7. Justifica dos razones que expliquen tu acuerdo o desacuerdo sobre el mensaje dado por el sabio al rey.
  8. ¿Por qué en momentos de fortuna nos olvidamos que todo es pasajero? Justifica
  9. Interpreta y opina sobre la siguiente frase: “la comodidad de la rutina da seguridad”
  10. A qué se refiere la expresión: “La dualidad de la naturaleza”
  11. ¿En qué momentos la desesperación toma riendas en tu vida? ¿Cómo actuar frente a ello?.
  12. ¿Será verdad que la desesperación llega al humilde y al que lo tiene todo? Explica
  13. ¿Qué aspectos de la vida causarán más desesperación?
  14. ¿Qué cosas te causan más sosiego y/o tranquilidad? ¿Son pasajeros? explica
  15. Interpreta y explica el mensaje de la caricatura.
Lectura 11: Somos una parte muy importante del universo: Cosmología

Cuando soñamos, solemos experimentar muchas cosas como si las estuviéramos experimentando en realidad. En algunas ocasiones ocurre que no sabemos si estamos despiertos o se trata simplemente de un sueño, pues la intensidad de lo que estamos viviendo es la misma. Por ello, podemos preguntarnos: ¿todo lo que estoy viviendo en este momento es real o simplemente es producto de mi mente?. Esta inquietud lleva a otra todavía más profunda: ¿qué es lo real? Muchos afirman que lo real es lo que vivimos, lo que la ciencia puede comprobar. Son reales la materia y la energía, los protones y electrones, pero, ¿alguien los ha visto alguna vez? ¿Por qué habremos de considerar que ellos corresponden a lo real? ¿Qué puede esconderse a nuestros sentidos? De estas y otras preguntas se desprende un problema filosófico que es menester resolverse.

Llamamos real a las cosas que nos impactan y sacuden. Si algo nos produce dolor o miedo nos genera una impresión inolvidable y pensamos que es real. Si está lejos o lo olvidamos, deja de estar presente para nosotros y solo pensamos en ello como posiblemente real, pero no estamos seguros de que lo es. Si no vivimos en la luna y probablemente nunca iremos allí, no lo incluimos dentro de lo que llamamos nuestra realidad. La realidad de la ciencia ni siquiera es completa, pues para nosotros lo real son las personas, las cosas que podemos percibir con los sentidos, no las moléculas o aquello que escapa a nuestra capacidad de sensorial. Nuestra idea de lo real es producto de nuestros hábitos y de nuestras costumbres.

Todo en el universo está sujeto al cambio.

Cuando avistamos la naturaleza descubrimos con facilidad que todas las cosas – incluyéndonos – están sujetas a transformaciones. En general, todo lo que comienza, termina en algún momento ya sea que hablemos de un ser vivo, de una roca, de algo terrestre o algo extraterrestre; todo tiene un nacimiento y una muerte o finalización.

Los antiguos filósofos griegos, cuando contemplaban la naturaleza, decían que las cosas se generan y se corrompen, y a todo el conjunto de transformaciones y cambios le llamaban metabolé, palabra que se traduce como cambio, pero, ¿por qué se dan los cambios permanentemente? Los primeros pensadores concluyeron que a pesar de los cabios continuos, la naturaleza tiene un orden, ya que en todos los procesos naturales existe una cierta regularidad. Por ello procuraron encontrarle una explicación racional a ese orden al que los filósofos antiguos le llamaron Kosmos;

Los filósofos antiguos, además se enfrentaron a otro problema: ¿si el movimiento –y por lo tanto el cambio– es continuo, entonces nada permanece?. Si nada permanece, eso puede significar que todas las cosas comienzan a partir de la nada y que cuando se destruyen dejan de ser absolutamente. Pero, si todo surge de la nada y vuelve a la nada, podemos sospechar que en última instancia nada es real.

Taller de lectura 11:

  1. Justifica dos razones que den cuenta de por qué eres parte importante de universo
  2. Según tu opinión, ¿cuál será la razón por la que soñamos?
  3. ¿Qué pruebas darías para demostrarte a ti mismo que lo que vives no es un sueño?
  4. ¿Qué es lo real? ¿Qué es lo irreal? ¿Cómo definirlo?
  5. Explica la relación o la diferencia que pueda existir entre lo científico y lo real.
  6. ¿Consideras que lo real es sólo lo que se pueda comprobar científicamente? Explica.
  7. ¿Qué puede esconderse a nuestros sentidos? ¿Por qué?
  8. ¿Consideras que existe una realidad universal, o que la realidad es personal? Explica
  9. ¿Por qué las cosas que más nos impactan permanecen más en nuestra realidad?
  10. ¿Consideras que las cosas que no puedes sentir no son reales? Explica un ejemplo
  11. ¿Qué hábitos y costumbres consideras reales?
  12. ¿Por qué consideras que las cosas cambian permanentemente?
  13. ¿Puede existir un orden en medio del cambio? Explica con un ejemplo
  14. ¿Si todo cambia, puede existir una realidad que pueda llegar a ser conocida?
  15. Justifica dos razones que expliquen por qué nos cuesta adaptarnos al cambio.
Lectura 10: La Lógica de la vida. Parte 2.

En una sociedad libre, una de las cosas que podemos controlar es el rumbo de nuestra vida social, la opción entre aquello a lo cual nos dedicaremos y las cosas que descartaremos: una carrera, una empresa, una formación o una familia. Otro de los factores bajo nuestro control son las personas con las que elegimos relacionarnos: nuestras parejas, amigos, socios, etc., como también los lugares donde queremos vivir y trabajar, nuestras diversiones, la ropa que vestimos y el deseo de lo que nos gustaría poseer.

Una de las cosas que no controlamos porque está bajo el control de la naturaleza es el envejecimiento, el pasar a través de las diferentes etapas de la vida, el cambio en nuestro aspecto físico y en nuestra actitud mental. Algunos envejecen más rápidamente y otros con mayor lentitud, pero todos envejecemos a medida que transcurren los años. ¡No existen excepciones a esta regla! Otra cosa que no controlamos es la muerte, el acto final de nuestra existencia. Algunos morirán a una edad temprana debido a accidentes o enfermedades, mientras que otros morirán a una edad avanzada por causas naturales, pero todos moriremos algún día. ¡Tampoco hay excepciones a esta regla! Al final, la naturaleza recupera lo que nos ha dado. Eso significa que en realidad no perdemos la vida sino que le devolvemos a la naturaleza lo que ésta nos ha dado. Una tercera cosa que tampoco controlamos es la conducta de quienes nos rodean, la de nuestra pareja, nuestros hijos, amigos, socios, compañeros de trabajo y supervisores. Una cuarta cosa que no controlamos es el pasado, aquello que ya ha ocurrido, tanto lo agradable como lo desagradable, porque es irrecuperable e inalterable.

Comprender aquello que afecta nuestra vida, separar lo que está bajo nuestro control de lo que no lo está, centrarnos únicamente en los problemas que podemos resolver, no resulta fácil, requiere sabiduría, voluntad, determinación y disciplina. Requiere sabiduría comprender los límites que nos impone la naturaleza, las diversas etapas que nos presenta y también comprender que no podemos cambiar a las personas y las instituciones que no están bajo nuestro control. Requiere voluntad y determinación aceptar las consecuencias negativas de aquello que no controlamos, las consecuencias agradables y desagradables de envejecer, las ideas desagradables relacionadas con nuestra muerte o la de nuestros seres queridos, los efectos adversos de la conducta de los demás y la adversidad de las cosas ocurridas en el pasado. Requiere disciplina aprender a desplazar nuestra energía de aquello que no controlamos y dedicarla a lo que podemos controlar. Requiere disciplina no dejarse arrastrar por las consecuencias desagradables originadas por dedicarnos a aquello que no podemos controlar.

En algunos casos, las personas son lo bastante afortunadas para ser capaces de diferenciar entre lo que pueden controlar y lo que no, y gracias a ello pueden separar un grupo del otro y centrarse exclusivamente en las cosas que pueden controlar. Se levantan por la mañana y se plantean una sencilla pregunta frente a todos los problemas a los cuales se enfrentan: ¿Soy capaz de resolver este problema? De lo contrario, reflexionaré sobre el siguiente, y el que le sigue a ése hasta que logre aislar los problemas que puedo resolver.

Por ejemplo: podemos contemplarnos en el espejo y comprobar que nos estamos quedando calvos o que nuestro cabelló se está volviendo blanco y plantearnos la siguiente pregunta: ¿Puedo hacer algo al respecto? Quizá un trasplante o un tinte sean una solución temporal al problema, pero en absoluto permanente. En ambos casos, el hecho de que el pelo se vuelva más ralo o cano forma parte del proceso de envejecimiento, y quien lo controla es la naturaleza, no nosotros, y por tanto no hemos de preocuparnos. Ahora pasemos al problema siguiente. Estoy disconforme con mi empleo. ¿Puedo cambiarlo? ¿Está bajo mi control el hacerlo? En caso de que sea así, esbozaré los pasos que he de dar para conseguir otro. Si no fuera así, mi situación actual me impide cambiar de empleo así que preocuparme no resulta útil. Ahora pasemos a la siguiente cuestión. En algunos casos, las personas son menos afortunadas.

Creemos -o queremos creer- que podemos controlarlo todo y que podemos cambiar las cosas en el sentido deseado. Algunos de nosotros creemos -o queremos creer- que la vida es eterna. Nos dedicamos a acumular bienes, inmuebles, dinero, pinturas, cosas cuyo valor aumentará con el paso del tiempo y que nos proporcionarán una vida mejor en el futuro. Otros creen que la vejez y la muerte sólo son el primer acto de nuestra existencia, al que le seguirá una vida diferente descrita en algunos textos religiosos. El resultado es que renuncian a consumir aquello que les da placer en el presente, a cambio de aquello que quizá les proporcione placer en el futuro.

A lo mejor creemos que podemos modificar la conducta de nuestra pareja o nuestros hijos. Esperamos de ellos cosas que no pueden proporcionarnos, y entonces los señalamos con el dedo y les echamos la culpa por las cosas que nos han salido mal, nos peleamos con ellos y malgastamos nuestra energía en tratar de controlar aquello que no está bajo nuestro control. Otras personas centran su energía mental en el pasado, en aquello que ya ha ocurrido y en las condiciones agradables o adversas que ha provocado. Intentan regresar al pasado y borrar las experiencias negativas o revivir aquellas que tuvieron un efecto positivo en ellas. Y así se ven esclavizadas por las cosas que no controlan y hacen caso omiso de las que sí. Al vivir en el pasado, dejan de vivir en el presente porque disponen de escasa o ninguna energía para dedicarla a aquello que está disponible y que podría mejorar su vida.

En resumen, nadie puede proporcionar panaceas para las tensiones emocionales y los traumas que la vida nos inflige de un modo inevitable. Sin embargo, los antiguos estoicos proporcionaron un enfoque racional para enfrentarse a dichas adversidades. Demostraron con éxito que, en gran medida, somos los autores de nuestras propias desgracias. Al detenernos en lo irrecuperable, no sólo nos aseguramos muchas noches de insomnio, sino que también derrochamos una energía preciosa que podríamos aprovechar para resolver lo que sí tiene remedio. Y tal vez lo más importante sea que nos negamos a nosotros mismos esa sensación de paz espiritual y bienestar que constituye una de las mayores bendiciones de esta vida. Los que lloran por la leche derramada están condenados a pasar la vida limpiando. La opción racional supone desprendernos de aquello sobre lo que no podemos influir y tomar las medidas que nos permiten vivir una vida fructífera.

Taller de lectura 10:

  1. Aparte de las cosas que puedes controlar expresadas en la lectura, realiza un listado de 5 aspectos que en este momento estén bajo tu control.
  2. Escribe 5 cosas que en el momento consideres que no controlas
  3. ¿Hasta qué punto consideras que el deseo es controlable?
  4. ¿Estás de acuerdo con la lectura en que nuestra actitud mental no es controlable? Argumenta tu respuesta.
  5. Qué significa la expresión: “al final, la naturaleza recupera lo que nos ha dado”
  6. ¿Consideras que en últimas la vida no la perdemos? Explica
  7. ¿por qué crees que no podemos controlar la conducta de quienes nos rodean?
  8. Qué significa la expresión: “lo irrecuperable es inalterable”. Qué implica esto.
  9. ¿Podrán existir consecuencias agradables de aquello que no controlamos? Explica con un ejemplo.
  10. ¿Qué tiene que ver la disciplina con la determinación de las cosas controlables y las no controlables? Explica
  11. ¿Crees que la capacidad de distinguir entre lo controlable y lo no controlable es cuestión de fortuna o de infortunio? Argumenta tu respuesta.
  12. ¿Cuál es tu opinión sobre las soluciones permanentes?
  13. ¿Consideras que existen personas más o menos afortunadas? ¿Por qué?
  14. ¿Qué mensaje se expresa en la caricatura?
  15. ¿Te sientes identificado(a) en algún aspecto de tu vida con lo expresado en la caricatura? ¿Por qué?
Lectura 9: La Lógica de la vida. Parte 1.

El florero de porcelana
El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un monasterio Zen. Cierto día, el Guardián murió, y fue preciso sustituirlo. El Gran Maestro reunió a todos los discípulos para escoger quién tendría la honra de trabajar directamente a su lado.- Voy a presentarles un problema -dijo el Gran Maestro- y aquél que lo resuelva primero, será el nuevo guardián del Templo.
Terminado su corto discurso, colocó un banquito en el centro de la sala. Encima estaba un florero de porcelana carísimo, con una rosa roja que lo decoraba.
- Éste es el problema -dice el Gran Maestro -resuélvanlo-.

Los discípulos contemplaron perplejos el "problema", por lo que veían los diseños sofisticados y raros de la porcelana, la frescura y la elegancia de la flor. ¿Qué representaba aquello? ¿Qué hacer? ¿Cuál sería el enigma?. Pasó el tiempo sin que nadie atinase a hacer nada salvo contemplar el "problema", hasta que uno de los discípulos se levantó, miró al maestro y a los alumnos, caminó resolutamente hasta el florero y lo tiró al suelo, destruyéndolo.
- ¡¡¡ Al fin alguien que lo hizo!!! - exclamó el Gran Maestro- Empezaba a dudar de la formación que les hemos dado en todos estos años. Usted es el nuevo guardián.

Al volver a su lugar el alumno, el Gran Maestro explicó:
- Yo fui bien claro: dije que ustedes estaban delante de un "problema". No importa cuán bello y fascinante sea un problema, tiene que ser eliminado.

Un problema es un problema; puede ser un florero de porcelana muy caro, un lindo amor que ya no tiene sentido, un camino que precisa ser abandonado, por más que insistimos en recorrerlo porque nos trae comodidad... "Solo existe una manera de lidiar con un problema": atacándolo de frente. En estas horas, no se puede tener piedad, ni ser tentado por el lado fascinante que cualquier conflicto acarrea consigo. Recuerda que un problema, es un problema. No tiene caso tratar de "acomodarlo" y darle vueltas, si al fin y al cabo ya no es otra cosa más que "UN PROBLEMA". Déjalo, hazlo a un lado y continúa tu misión. No huyas de él... No lo escondas… ¡Acaba con él o él te acabará!

La lógica de la vida.

“Libérate por completo del deseo, porque si deseas algunas de las cosas que no controlas, seguro que serás desgraciado... Por lo tanto, quienes quieren ser libres no han de desear nada ni evitar nada que esté bajo el control de los demás, de lo contrario serán unos esclavos... Nunca digas «lo he perdido» acerca de nada, sino «lo he devuelto»... No son las cosas en sí mismas las que perturban a las personas sino su juicio sobre éstas. Sólo has de preocuparte por las cosas que controlas, aquellas que puedes modificar a través de tus actos, no por las que no puedes dirigir ni cambiar”.
En el universo opera un orden racional que refleja una providencia benigna que asegura que el resultado de las cosas sea el correcto. Algunos filósofos no se limitaban a recetar la «fe» como un principio filosófico abstracto; ofrecían estrategias concretas basadas en la disciplina intelectual y espiritual. La clave para enfrentarse a las dificultades y la discordia que importunan la vida de todo el mundo consiste en cultivar cierta actitud frente a las adversidades, basada en la distinción crítica entre las cosas que podemos controlar y las que están más allá de nuestra capacidad de control.
En otras palabras, aunque no podamos controlar todos los resultados que pretendemos obtener en la vida, sí podemos controlar nuestra reacción frente a dichos resultados. En ello reside nuestro potencial para vivir una vida tan feliz como satisfactoria.
Por desgracia, nadie dispone de una energía ilimitada. Preocuparse por las cosas que no están bajo nuestro control supone una pérdida de tiempo y es destructivo, consume nuestra energía y tiende a prolongar y exacerbar nuestro infortunio. Comprender esta sencilla premisa y poseer la sabiduría, la voluntad y la disciplina necesarias para centrarnos en aquello que podemos controlar, y evitar lo que está más allá de nuestro control, es la base para encauzar nuestras energías de manera eficaz y efectiva, y para vivir en armonía y paz con nosotros mismos y nuestro entorno.

Taller de lectura 9:

  1. ¿Cuál es la idea central de la parábola “el florero de porcelana”?
  2. ¿De qué manera se relaciona la lógica con la situación expresada en la parábola?
  3. ¿Qué tipo de lógica está evidenciada en la historia contenida en la parábola?
  4. ¿Por qué el florero y la rosa se asumían como un problema?
  5. ¿Qué ideas consideras que pasaron por la mente del discípulo que rompió el florero?
  6. ¿Qué significa contemplar el problema? ¿Crees que esto sucede en nuestra vida?
  7. Explica dos razones que justifiquen la eliminación de un “problema bello”
  8. Argumenta qué condiciones son necesarias para acabar con un problema.
  9. Según la lectura, ¿de qué depende la esclavitud y la libertad?
  10. ¿por qué se afirma que no son las cosas en sí mismas las que nos perturban?
  11. Explica la expresión: “Nunca digas lo he perdido, sino, lo he devuelto”
  12. ¿Por qué razón muy frecuentemente nos preocupamos por las cosas que no podemos controlar? Argumenta tu respuesta.
  13. ¿Estás de acuerdo en que existe un orden racional que asegura que el resultado de las cosas sea el correcto? Demuestra tu respuesta con un ejemplo.
  14. ¿Qué propone la filosofía en contraposición a la fe?
  15. Justifica porqué se necesita de voluntad, sabiduría y disciplina para vivir una vida satisfactoria.