martes, 20 de marzo de 2012

Lectura 11: Somos una parte muy importante del universo: Cosmología

Cuando soñamos, solemos experimentar muchas cosas como si las estuviéramos experimentando en realidad. En algunas ocasiones ocurre que no sabemos si estamos despiertos o se trata simplemente de un sueño, pues la intensidad de lo que estamos viviendo es la misma. Por ello, podemos preguntarnos: ¿todo lo que estoy viviendo en este momento es real o simplemente es producto de mi mente?. Esta inquietud lleva a otra todavía más profunda: ¿qué es lo real? Muchos afirman que lo real es lo que vivimos, lo que la ciencia puede comprobar. Son reales la materia y la energía, los protones y electrones, pero, ¿alguien los ha visto alguna vez? ¿Por qué habremos de considerar que ellos corresponden a lo real? ¿Qué puede esconderse a nuestros sentidos? De estas y otras preguntas se desprende un problema filosófico que es menester resolverse.

Llamamos real a las cosas que nos impactan y sacuden. Si algo nos produce dolor o miedo nos genera una impresión inolvidable y pensamos que es real. Si está lejos o lo olvidamos, deja de estar presente para nosotros y solo pensamos en ello como posiblemente real, pero no estamos seguros de que lo es. Si no vivimos en la luna y probablemente nunca iremos allí, no lo incluimos dentro de lo que llamamos nuestra realidad. La realidad de la ciencia ni siquiera es completa, pues para nosotros lo real son las personas, las cosas que podemos percibir con los sentidos, no las moléculas o aquello que escapa a nuestra capacidad de sensorial. Nuestra idea de lo real es producto de nuestros hábitos y de nuestras costumbres.

Todo en el universo está sujeto al cambio.

Cuando avistamos la naturaleza descubrimos con facilidad que todas las cosas – incluyéndonos – están sujetas a transformaciones. En general, todo lo que comienza, termina en algún momento ya sea que hablemos de un ser vivo, de una roca, de algo terrestre o algo extraterrestre; todo tiene un nacimiento y una muerte o finalización.

Los antiguos filósofos griegos, cuando contemplaban la naturaleza, decían que las cosas se generan y se corrompen, y a todo el conjunto de transformaciones y cambios le llamaban metabolé, palabra que se traduce como cambio, pero, ¿por qué se dan los cambios permanentemente? Los primeros pensadores concluyeron que a pesar de los cabios continuos, la naturaleza tiene un orden, ya que en todos los procesos naturales existe una cierta regularidad. Por ello procuraron encontrarle una explicación racional a ese orden al que los filósofos antiguos le llamaron Kosmos;

Los filósofos antiguos, además se enfrentaron a otro problema: ¿si el movimiento –y por lo tanto el cambio– es continuo, entonces nada permanece?. Si nada permanece, eso puede significar que todas las cosas comienzan a partir de la nada y que cuando se destruyen dejan de ser absolutamente. Pero, si todo surge de la nada y vuelve a la nada, podemos sospechar que en última instancia nada es real.

Taller de lectura 11:

  1. Justifica dos razones que den cuenta de por qué eres parte importante de universo
  2. Según tu opinión, ¿cuál será la razón por la que soñamos?
  3. ¿Qué pruebas darías para demostrarte a ti mismo que lo que vives no es un sueño?
  4. ¿Qué es lo real? ¿Qué es lo irreal? ¿Cómo definirlo?
  5. Explica la relación o la diferencia que pueda existir entre lo científico y lo real.
  6. ¿Consideras que lo real es sólo lo que se pueda comprobar científicamente? Explica.
  7. ¿Qué puede esconderse a nuestros sentidos? ¿Por qué?
  8. ¿Consideras que existe una realidad universal, o que la realidad es personal? Explica
  9. ¿Por qué las cosas que más nos impactan permanecen más en nuestra realidad?
  10. ¿Consideras que las cosas que no puedes sentir no son reales? Explica un ejemplo
  11. ¿Qué hábitos y costumbres consideras reales?
  12. ¿Por qué consideras que las cosas cambian permanentemente?
  13. ¿Puede existir un orden en medio del cambio? Explica con un ejemplo
  14. ¿Si todo cambia, puede existir una realidad que pueda llegar a ser conocida?
  15. Justifica dos razones que expliquen por qué nos cuesta adaptarnos al cambio.

2 comentarios:

  1. Que cosas con mi profesor, Acaba de dejar este taller para pasar la materia. :v













    Camilo lo mama :v

    ResponderEliminar